Veinteañeros reviven la tradición de jugar cacho y crean liga con torneos mensuales

Veinteañeros reviven la tradición de jugar cacho y crean liga con torneos mensuales  (Extraído del diario El Mercurio, del día 8 de Mayo de 2009)
Las sedes son bares capitalinos:
   

Veinticinco mesas con cuatro jugadores cada una son la formación inicial. Algunos de los que llegan las noches de martes al Centro Cultural Amanda son primerizos. Otros ya son conocidos en los campeonatos de la Liga de Cachos que se realizan cada mes a tablero vuelto.

Claro que no siempre ha sido así. Para el primer torneo, en 2008, se juntaron 32 competidores, entre hermanos, primos, amigos y compañeros de universidad. Hoy, en cambio, el número llega a los cien inscritos, "y siempre queda gente fuera. Todos los que vienen una vez terminan trayendo a nuevas personas. Es muy de boca en boca", explica Andrés Pellegrini (27), uno de los creadores.

La idea nació mientras Andrés y Benjamín Barros (27) jugaban -como siempre- cacho en la casa de unos amigos. "Nos dimos cuenta que a muchos conocidos les encantaba, lo mismo que a nosotros, y así armamos el primer torneo", agrega Andrés. En la actualidad, en su página de Facebook ya suman 430 fanáticos de esta iniciativa.

Cuando Mariane Hartard (26) les cuenta a sus amigos que participa en los campeonatos de cacho, a algunos les encanta la idea, pero también están quienes encuentran extraño que a una mujer le guste tanto este juego.

Pero a Mariane eso no le importa y desde el año pasado asiste sin falta a todos los partidos.

Una vez, incluso, llegó a la final y peleó con otros tres finalistas los pasajes a Buenos Aires, el premio mayor.

"No soy jugadora profesional, pero se pasa demasiado bien. Se conoce gente, todos de la misma onda: jóvenes que van a pasar un rato entretenido después de trabajar. Nadie va en una parada muy profesional, de picarse. Además, también hay gente que va a mirar o a hacer barra. Yo siempre voy con amigas".

Juan de Dios Larraín (32) dice que es de los mayores que llegan a estos encuentros, pero admite que le encanta. Y por eso, cada mes se inscribe sagradamente. Su señora también juega.

"Es entretenido. Uno se lo toma bien en serio, aunque sea un juego", dice. Y admite que le "encantaría ganar", pero más que por el premio, "por ganarles a otras 100 personas."

Y aunque Juan de Dios no se declara un fanático, sabe que cada vez hay más jóvenes a quienes les interesa este pasatiempo. "Incluso para mi matrimonio, unos amigos que juegan harto nos regalaron cachos".

Fanáticos en todo lugar

José Tomás Cisternas (29) no sólo juega las noches de la liga. "Antes de ir a una fiesta, a veces sale un juego de cachito entre amigos. Y cuando arrendamos una casa fuera de Santiago, siempre los llevamos para jugar", reconoce.

Además, admite, hay algunos bares, como "Le Cité", donde ofrecen cachos que son muy requeridos por los comensales más jóvenes.

En la familia de Carolina Gutiérrez (28) todos los primos veinteañeros son fanáticos del cacho.

Tanto, que incluso han organizan la "Copa Margot", en homenaje a su abuela. "Los hombres pueden quedarse pegados jugando hasta las 6 de la mañana", admite Carolina.

La pasión por este juego ha hecho que incluso uno de sus familiares que partió a estudiar al extranjero, se llevara sus cachos para sentirse "como en casa".

Para   participar

18 de mayo es la fecha de inicio del próximo campeonato. El valor por participante es de $10.000.

Cacho o Dudo - mi personal acercamiento al popular juego - parte 3

Costumbres acerca del Dudo

Una de los aspectos que más llaman la atención acerca de este juego es como se ha ido modificando siguiendo la tradición oral.  Es así como existen innumerables variantes para el Cacho y que vienen a complementar las reglas que puse en la parte 2, entre las cuales enumero las más populares:

PROPIAS DEL JUEGO

Al comenzar la declaración:

- El As no obliga en la partida, esto significa que si alguien declara 3 Ases de partida, el siguiente jugador no tiene que dupar +1, sino que puede simplemente subir la declaración como una corriente (ejemplo: 3 tontos)

Al subir la declaración:

Ases: algunos juegan a que la subida de Ases es solamente el doble y no el doble +1.  También hay otros que para bajar a Ases basta simplemente la mitad hacia abajo, por lo que bajar de 7 sería llegar a 3 Ases.

Pasar: se puede pasar con "Pichanga" (todos los dados distintos), full (un trío y un par) o generala (todos los dados iguales).  Algunos dicen que no hay pichanga cuando en todos los dados distintos hay un As.

Al Dudar:

Siciliana: Se dice que quién duda en la partida (es decir se le duda al primer jugador que hace una declaración en el juego) pierde dos dados si se equivoca o hace perder dos dados si está en lo correcto.

Al Calzar: Hay varias costumbres aquí. 

- No se puede Calzar en la primera jugada. 

- Puedes Calzar en la primera jugada, y al igual que al Dudar en la partida, puedes ganar 2 dados. 

- No se puede Calzar cuando hay menos de la mitad de los dados en juego (por lo que si juegan 4 personas, al comienzo son 20 dados, al haber menos de 10 ya no se puede Calzar). 

- No se puede Calzar cuando quedan solamente dos jugadores con dados.

- No se acumula el Calzar, por lo que si calzas con 5 dados, no puedes guardar el dado ganado en la Calzada.

Obligar:

Cuando queda un jugador queda con un solo dado "obliga", esto quiere decir que solo él puede mirar su dado y los demás deberán imaginarse que tienen bajo su cacho. Si alguien mira, pierde un dado.

- Una costumbre dice que luego de la declaración de quien obliga, no se puede cambiar el tipo de dado, por lo que si parte en Sextas, todos deberán declarar sextas.  El único que puede cambiar de tipo de dado es quien también tenga solamente 1.

- Maverik: nadie mira sus dados esa ronda

- Fusilo (o jugar abierto): Todos pueden ver los dados de los demás, excepto los propios.

- Acusar en falso: si un jugador acusa a otro de que estaba mirando los dados cuando en realidad no lo estaba haciendo, pierde un dado (hay triquiñuelas para parecer viendo los dados).

EXTRAS AL JUEGO

- Montado: cuando alguien lanza sus dados y quedan "montados" (uno sobre otro), debe tirar de nuevo y no revolver los dados con el cacho tapado.

- Grillo:  cuando a alguien se le cae un dado, el primero en recogerlo lo gana y el dueño lo pierde.

- Molestoso: odiosa variante donde nadie puede contestarle a alguien que quedó fuera del juego.  Si lo hace, le debe entregar un dado.

- Para Grillo y Molestoso: Quién vuelve al juego por recuperar un dado, no puede obligar.

- Heredar: parte quien "mató" (es decir, sacó del juego) al jugador anterior.

 

Probablemente se me queden muchas cosas en el tintero, si tienen alguna sugerencia o algún modo distinto de jugar, no DUDEN en escribirnos a juegosdemesachile@gmail.com

Cacho o Dudo - mi personal acercamiento al popular juego - parte 2

Antes les conté acerca de la historia de este juego, ahora vamos a un terreno más dificultoso:  no he encontrado en ningún lado un manual de reglas oficiales.  Por lo mismo, espero sus comentarios sobre sus usos y costumbres al jugar Cacho, y quizás podamos llegar a confeccionar entre todos un "manual oficial".  En este artículo no pretendo redactarlas sino simplemente explicarlas.

REGLAS

Pueden jugar 2 o más jugadores, pero lo ideal es que no sean más de 6 porque sino se puede "chacrear" un poco.  El objetivo del juego es ser el último jugador con dados en la mesa.

Lo principal:  se reparten cinco dados y un cacho a cada jugador (vaso que generalmente es de cuero, pero cualquier vaso no traslúcido servirá).  Nota: evitar jugar con vasos que se puedan romper y provocar heridas (no lo sabré yo, que jugando con unos vasos de greda de mi abuela me hice una herida de aquellas, pero eso es harina de otro costal...)

Se elige a un jugador para que inicie la partida. Éste deberá hacer una declaración sobre cuantos dados de un tipo cree que hay en juego.  El jugador siguiente puede:

Subir la declaración: esto implica hacer una declaración mayor a la anterior, subiendo en ranking y manteniendo la cantidad de dados (puede subir la cantidad de dados también si quiere), o bajando en ranking y subiendo la cantidad de dados.  Si se mantiene el ranking está obligado a aumentar la cantidad de dados.

¿Cuál es el ranking? Lo más bajo son los Tontos, después los Trenes, después las Cuartas (o Cuadras), después las Quinas, después las Sextas y en lo más alto los Ases.

Un ejemplo de subida de declaración sería: el jugador inicial declara "5 Tontos", y el siguiente jugador declara "5 Quinas" (sube en ranking, mantiene cantidad).  Otro ejemplo sería:  el jugador anterior declara "5 Quinas" y el jugador siguiente declara "6 Trenes" (baja en ranking, sube cantidad).  Último ejemplo:  el primer jugador dice "3 Cuadras" y el siguiente jugador declara "4 Cuadras" (mantiene ranking, debe subir cantidad).

Una excepción a esto son los Ases, los dados más valiosos del juego.  Primero, son considerados "comodines", por lo que son añadidos a cualquier declaración (por lo tanto, si alguien declara que hay 7 Quinas en juego, al mostrarse los dados hay que sumar todas las Quinas y Ases para sumar 7).   Lo segundo, es que para declararlos, puedes bajar en ranking y en cantidad (se baja a la mitad, por lo que si se declara 6 Trenes, se puede bajar a 3 Ases / o a la mitad +1, esto es, si se dice 7 Trenes, la mitad es 3,5, por lo que se declara 4 Ases).

La respuesta a los Ases (además de Calzar y Dudar) es subir la cantidad de Ases, o para cambiar de tipo de dados deberá doblarlos +1, por lo que si alguien declaró 4 Ases, deberá declarar al menos 9.

Dudar: si crees que te están "vendiendo la mula" y que la declaración del jugador anterior es mayor a la cantidad de dados (sumado los Ases) que hay en la mesa, entonces debes dudar.  Si estás en lo correcto (es decir, la declaración anterior era mayor a la cantidad de dados de ese tipo en la mesa) el jugador dudado pierde un dado.  Si por el contrario tu yerras, perderás uno de tus dados.

Calzar: significa declarar que hay exactamente esa cantidad de ese tipo de dados en juego.  El jugador que acierte recuperará un dado perdido anteriormente.  Por ejemplo, el jugador calza 4 trenes y hay exactamente 4 trenes sobre la mesa, incluyendo los ases.

Gana el último jugador con dados en la mesa.

En la siguiente entrega exploraremos los usos y costumbres en este juego, aquellas que varían de grupo en grupo, dependiendo de como la tradición oral les ha llevado este juego a sus vidas.

Cacho o Dudo - mi personal acercamiento al popular juego - parte 1

Para algunos, el juego de dados más popular del país.  Para otros, el mejor invitado en una mesa cuando hay amigos.  Junto a las papas fritas y a la cerveza o bebida (para aquellos que no tomamos) es un juego infaltable en nuestra vida.  5 dados en un vaso (generalmente de cuero) es lo que necesita el jugador, nada más.  Es impresionante como en la vida son las cosas más simples las que nos hacen disfrutar más.

Ahora bien, la disputa declarada:  el juego ¿se llama Cacho o Dudo?

No puedo reconocerme un experto en esta materia.  A primeras luces, y tal como me lo han hecho notar muchos amigos fanáticos de este juego, el Cacho sería el género y el Dudo la especie.  Otros dicen que hay un juego llamado Cacho, otros dicen que aquel juego se llama en realidad Generala, etc.  Pero creo que para muchos la respuesta es obvia:  el juego puede llamarse Dudo, pero cuando alguien te invita a jugar Cacho, vas a jugar Dudo.

(Leer más)

Juegos Tradicionales - mucho en Chile poco "de" Chile

Chile no tiene una gran tradición de juegos de tablero y creo que en eso la mayoría coincidimos. Eso no significa que no se juegue, pero tradicionalmente no somos conocidos por eso. A diferencia de Brasil de donde han salido numerosos juegos modernos (el Ataque II que ustedes ven en la gran mayoría de las jugueterías del país es de allá) o de Argentina donde proliferan los juegos con naipes tradicionales (sea con naipe inglés o español), nosotros no hemos creado juegos que hayan traspasado con relevancia nuestras fronteras.

En general, lo que predominó en Chile fueron los juegos de destreza física por sobre los de destreza mental, viendo así que en las fiestas tradicionales se juega Rayuela, el Palo Encebado y el "Achúntele a la Rana" o Juego de Tejos.  En ese sentido la herencia mapuche toma bastante relevancia, ya que tenemos un historial de actividades físicas más que mentales bien grandes (los chilenos deberíamos ser grandes atletas... ¿qué pasó?). Sin embargo, y entrando a nuestro ámbito, los juegos de tablero también han tenido participación y la influencia extranjera pasa desapercibida al momento de jugarlos, casi sintiéndolos como propios. Aquí una breve descripción de los más jugado en Chile:

Ajedréz: Uno de los juegos tradicionales más jugados de Occidente y que data del medioevo. Es familiar del Xianggi y el Shogi (ajedréz chino y japonés respectivamente) y más remotamente de la India (del juego Chaturanga [en sánscrito]). Se ha jugado en Chile desde la llegada de los españoles y cuenta con federación nacional.

Bridge: Catalogado de "juego de viejas" por algunos, es un juego de cartas que entró a Chile a los grupos de mayor capacidad económica a mediados de la década de los 30'. Sus origenes se remontan al Whist y en general a los juegos de bazas del siglo XVI. El primer manual apareció hacia el año 1886 pero no fue hasta que Harold Stirling Vanderbilt ideó la variante de contratos para que naciera el Bridge que se juega actualmente. Los que han catalogado tan despectivamente este juego no saben lo que se pierden. También cuenta con federación y en partícular Chile ha logrado buenos resultados en el exterior. Es deporte olímpico desde 1998 jugándose en los Juegos Olímpicos de Invierno.

Canasta: Original de Uruguay (1939) es un juego de cartas que se popularizó en la década del 50' por toda América. Chile no es la excepción, donde se juega la versión tradicional (existiendo lógicamente versiones no tradicionales). En el juego se intenta coleccionar distintas pintas en mazos separados y evitar ciertas cartas que dan puntaje negativo.  Dolor si te quedas con un 3 negro en la mano...

Brisca: Es un juego de cartas que se juega con baraja española (de 40 cartas) y que se juega en parejas (si son dos grupos de a 3 se puede jugar con una baraja de 48 cartas). Se trata básicamente de un juego de basas donde la carta más alta se las lleva todas dependiendo si en las cartas jugadas hay triunfos o no.  Quizás es de los juegos de cartas más populares en Chile.

Escoba: Este tradicional juego con cartas españolas tiene su origen en otro juego (la Scopa de Italia). Sin duda el nombre del juego viene del objetivo del mismo: barrer de la mesa las cartas que están puestas cara arriba en la mesa, jugando cartas que en su suma con las de la mesa den 15 puntos.  Otro clásico que aún se puede ver mucho en provincias especialmente.

Truco: Junto con el Bridge es el juego tradicional que más me gusta. La picardía, la estrategia y por sobre todo los términos que se usan para jugar (además de las hilarantes frases que se ocupan para la "flor" y el "envido") hacen de este juego algo fascinante. El juego es originario de Francia pero que se popularizó gracias al fanatismo argentino. También se juega con baraja española. En este caso también estamos frente a un juego de bazas pero con valores distintos, con sólo 3 cartas en la mano y que además cuenta con un factor de distracción, negociación con tu partner (porque se juega en parejas) y con terminologías casi tan complejas como las del Bridge.

Pero quizás lo que más llama la atención de este juego es que son tres a la vez: La Flor, que es cuando se tienen 3 cartas de la misma pinta en la mano. Se ganan puntos inmediatamente a menos que la pareja rival tenga flor, lo que hace que se "echen a pelear". El Envido que se juega al tener dos cartas de la misma pinta y en el peor de los casos se juega con una sola y que tiene su propia forma de puntuación. Por último está el Truco que consiste en llevarse la mayoría de bazas posibles (mínimo 2. Es un juego estratégico y muy entretenido, absolutamente recomendable. Para hacer del juego algo inolvidable es recomendable jugarlo con alguien del sur (mis amigos de Coyhaique me hicieron reír hasta más no poder) "Pintor que pintó la luna, pintó la luna y el sol..." El que sabe, sabe.

Carioca: Juego de cartas inglesas donde el objetivo es lograr bajar de la mano la combinación pedida para cada ronda. Similar al juego de la Loba, el Carioca se juega con siete rondas en vez de seis, donde se incluye la escala real (bajar en todas las cartas de la misma pinta). La inclusión de comodines en el juego siempre ha sido opcional.  En cuanto a popularidad, creo que es sin duda el juego de cartas más jugado en Chile, incluso más que cualquier juego comercial existente.

Dudo: Confundido la mayoría de las veces con el Cacho (que también se juega en Chile pero menos) el Dudo es un juego tradicional pero que ha sido comercializado de diferentes maneras. Las más conocidas son el Liar's Dice y el Perudo. Actualmente se vende en Chile una variante de Richard Borg y que fue ganadora del Spiel des Jahres en 1993 (viene con un tablero y reglas distintas, pero el juego es básicamente el mismo). Se puede jugar de 2 a tantos jugadores hayan en la mesa, cada uno partiendo con un cubilete, vaso o cacho y 5 dados. Recomendable también es tener papas fritas o algo para picar y algo bueno para tomar, porque el juego da a veces para rato y para echar la talla y conversar un buen rato. El objetivo del juego es "adivinar o declarar" cuantos dados de una pinta hay en juego en la mesa y si alguien no cree en el número declarado puede dudar, lo que hace que si se equivoca pierde un dado y si está en lo correcto hace perder uno a quien declaro el número anterior. Si piensa que puede dar con el número exacto de dados en la mesa puede "calzar" y si tiene fortuna recuperará un dado. Los unos o ases se juegan como comodines, y cada número del dado tiene un nombre en particular (ases, tontos, trenes, cuadras, quinas, sextas). Buen juego por lo demás.

Escrito originalmente el 10 de Octubre de 2006 para el blog ChileGameGeek.



Comentarios recientes

Cerrar